Epidemia de desapariciones en Veracruz, revela Brigada Nacional de Búsqueda

Por: Celso Alvarado

(México, D.F., a 27 de abril de 2016).- Policías estatales de Veracruz detuvieron a 20 personas el 2 de agosto de 2013 en Córdoba y Atoyac sin que se sepa hasta hoy qué ha sido de ellas.

Brigada Nacional encontró ropa enterrada, restos óseos y tambos de cocina del crimen organizado para deshacer cuerpos. Fotos en http://gobernanzanoticias.com/index.php/2016/04/12/hallan-ropa-enterrada-quemada-y-con-sangre-durante-primera-busqueda-de-fosas-clandestinas-en-veracruz/

Hay registros de que este tipo de desapariciones masivas, junto con ejecuciones extrajudiciales y violencia contra los migrantes, ocurren desde hace años en todo el Estado y en particular en la Región de las Altas Montañas.

El pasado viernes 22 de abril fue presentado en el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez los resultados de la labor que durante 15 días realizó la “Brigada Nacional de Búsqueda de familiares de Personas desaparecidas” justo en esta región.

La brigada, conformada por voluntarios de varios estados del país que han emprendido búsquedas similares, lograron en un reducido periodo de tiempo ubicar 15 puntos con varios restos humanos, algunos de ellos calcinados, que deben ser analizados para poder determinar a quién pertenecen y ser entregados a sus familiares.

La brigada exigió a las autoridades estatales y federales hacer las gestiones necesarias para que sean analizados por equipos forenses independientes.

La confianza generada por la brigada provocó que varios familiares de personas desaparecidas en la región se acercaran a narrar sus casos. Así fue posible documentar 40 casos de personas desaparecidas con diferentes problemas en el proceso de búsqueda, pero que tienen en común la dolosa ineficacia de las autoridades a la hora de investigar.

Inclusive, la brigada recogió testimonios de personas que, por la desconfianza y el terror generados por el aparato estatal veracruzano, ni siquiera han denunciado formalmente la desaparición de sus familiares.

La brigada llevó a cabo su labor utilizando métodos que han sido desarrollados por sus distintos integrantes, conocimiento que compartieron con los familiares de los desaparecidos en esta región de Veracruz para consolidar grupos de búsqueda locales ante la ineptitud e inacción estatal.

Este esfuerzo colectivo agradeció a la diócesis de Córdoba y a la iglesias de los Santos Reyes del municipio de Amatlán el haber brindado apoyo logístico y de acompañamiento.

Finalmente, la brigada hizo un llamado a la sociedad para voltear a ver el problema de las desapariciones que está extendido por todo el país y a solidarizarse y sumarse a las actividades que esta brigada estará convocando próximamente.

@celso_mex