Fotogalería| Marcha de Catrinas: “Vivas nos queremos”

Texto y fotos por Nora Hinojo

(Ciudad de México,  1 de noviembre de 2016).- En medio de los festejos por el Día de Muertos, mujeres de todas las edades se caracterizaron de catrinas para salir a las calles del Centro Histórico y exigir justicia para todas aquellas hijas, tías, madres, abuelas, hermanas y amigas que han sido violentadas y asesinadas en México.

Ante la emergencia nacional por el aumento de feminicidios en México, diversas colectivas convocaron a una Marcha de Catrinas para exigir un alto a la violencia machista.

Desde las 17 horas, mujeres vestidas de negro y morado se dieron cita en el patio de la Catedral Metropolitana para maquillarse como catrinas; ayudándose unas a otras,  algunas ponían los colores en los rostros de sus compañeras y otras les ayudaban a colocarse flores amarillas en el cabello.

Foto: Nora Hinojo (@MorasFurthur)

Foto: Nora Hinojo (@MorasFurthur)

A las 18 horas todos los contingentes salieron de la Catedral rumbo al Hemiciclo a Juárez. Durante el trayecto las mujeres gritaban “Vivas nos queremos”, “Ni una más, ni una asesinada más” y otras consignas que hicieron eco en las calles del Centro Histórico.

En un fondo de celebración, con niños y niñas disfrazados de calabazas, hombres lobos y brujas, y familias caminando rumbo a la ofrenda del Zócalo, las catrinas inundaron el festejo con el dolor, la rabia y la tristeza de no estar todas. En medio del contingente se podían ver algunas cruces rosas con la leyenda “Ni una más”; mientras otras mujeres sostenían carteles exigiendo “Alto al feminicidio” y otras más traían veladoras y flores de cempasúchil y terciopelo.

Al llegar al Hemiciclo a Juárez, las mujeres subieron a los escalones y desde ahí leyeron un comunicado donde enfatizaron la necesidad de hacer visible la violencia y exigieron a los hombres su participación para denunciar y cuestionar sus privilegios:

“Proteste compañero, porque nosotras y nosotros estamos protestando, no como una forma de atacarlo a usted, sino a sus privilegios; ceda y no se sienta menos hombre, sino más compañero”

En este mismo sentido, otra compañera dijo:

“¿Cuántas más se necesitan para que ustedes revisen cuáles son sus privilegios? ¿Cuántas más se necesitan para que cuando vengan a una marcha no quieran protagonizarla? ¿Por qué se sienten intimidados? Revisen sus privilegios”

Durante el mitin en el Hemiciclo, las colectivas trans tomaron la palabra y hablaron de los casos de transfeminicidio que en las últimas semanas han hecho más visible la violencia y la vulnerabilidad de la comunidad trans en México:

“Somos mujeres y como todas las mujeres nos la estamos jugando con y para las mujeres contra el patriarcado que nos asesina” – mencionó.

Al finalizar los testimonios y la lectura del comunicado, las mujeres realizaron una ofrenda en memoria de todas las compañeras asesinadas en nuestro país. De a poco se fue llenando el Hemiciclo de flores y veladoras; sobre la esculturas de los leones, se colocaron pancartas y banderas moradas  y en el piso se hizo una cruz con flores de cempasúchil.

La muerte ya no es un festejo; es la búsqueda, la incertidumbre y la esperanza de una justicia que no llega, una sensación continua de saber que nos están matando.

Foto: Nora Hinojo (@MorasFurthur)

 

@MorasFurthur